CONFEDERACIÓN SINDICAL

¿ QUE ES SOLIDARIDAD OBRERA ?

RED
SOCIAL
SOLIDARIA

ACTIVIDAD SINDICAL Y ACTUALIDAD

ATENEO LIBERTARIO VIRTUAL

ENLACES
AL UNIVERSO LIBERTARIO

enlace editorial

SOLIDARIDAD
OBRERA
EDITORIAL

SI NOS QUIERES ESCRIBIR...

 

 

 

 

 

 

DAVID RIPOLL ACERETE: EL CALEIDOSCOPIO

 

Un caleidoscopio (del griego kalós bella éidos imagen scopéo observar) es un tubo que contiene tres espejos, que forman un prisma triangular con su parte reflectante hacia el interior, al extremo de los cuales se encuentran dos láminas traslúcidas entre las cuales hay varios objetos de colores y formas diferentes, cuyas imágenes se ven multiplicadas simétricamente al ir girando el tubo mientras se mira por el extremo opuesto. Es uno de los juguetes más conocidos del mundo. Pero de lo que vamos a hablar en este Contramarcha y suponemos que en los próximos no es de un juguete, sino de un libro.
El Caleidoscopio es un libro de David Ripoll Acerete, trabajador de Metro de Madrid, es Jefe de Depósito, y militante de la Soli, Es su primer libro. Hasta ahora ha escrito múltiples artículos en este periódico y también son conocidas por todos sus viñetas reproducidas tanto en el Contramarcha como en otros libros editados por el sindicato. Como aperitivo del mismo, reproducimos el prólogo de José Luis Carretero Miramar
Decía Ángel Samblancat, en el exilio, que uno de los aspectos más impresionantes de la España de los años treinta era que los obreros, tras doce o catorce horas de trabajo se iban después a las bibliotecas. De algo así puede ufanarse el autor del libro que tenemos entre manos, David Ripoll Acerete, que ha logrado demostrar, con un texto enérgico y poderoso, que el estudio, el análisis y la narración de calidad, no están reñidas con el trabajo efectuado por cuenta ajena.
El Caleidoscopio ha de empezar a  leerse partiendo de la conciencia de que lo que los intelectuales oficiales u oficiosos, y los académicos más o menos asentados, acostumbran a escribir, es siempre lo mismo: lo que se supone que deben de decir, si quieren pasar por “serios”. Y, además, deben decirlo en un tono gris y caduco que aparente una supuesta neutralidad, carente de toda pasión. No es ese el tono del texto que presentamos.
De hecho, “El Caleidoscopio” constituye un libro construido con los finos mimbres de la ironía y la sinceridad, con cuyos aspectos más teóricos se puede estar de acuerdo o no, pero que, obviamente, no dejará ningún lector indiferente. Es una apuesta arriesgada y directa, un esfuerzo consciente y riguroso de análisis teñido de humor. ¿Por qué no?
La gigantesca crisis económica y social en que nos encontramos constituye un escenario de tintes borrosos y circunstancias enormemente cambiantes. La realidad se ha vuelto más dinámica y móvil que nunca, se transforma y muta a cada instante. Pero lo cierto es que todo ello, por vertiginoso y caótico que nos resulte, tiene una explicación accesible al análisis. Es en el intento de dicha explicación que el libro de David Ripoll se sumerge en las cenagosas aguas de la financiarización de la economía y de la brutal burbuja inmobiliaria en que nuestro país se sumió en los últimos decenios. Narrándonos los aspectos mantenidos en la penumbra por los aparatos mediáticos y mercantiles de nuestro tiempo, el texto indaga en la gigantesca deriva hacia la nada del capitalismo postmoderno hispánico.
Una deriva recorrida por múltiples conceptos que han terminado por hacérsenos familiares: los derivados financieros, el dinero bancario, la burbuja inmobiliaria, el euribor, el pico del petróleo, etc. Una trama conceptual y material que aprisiona nuestras vidas y amenaza con transformarlas de una manera tan profunda que estamos cerca de perder pié. Los ajustes que nos han sido impuestos y los que aún vendrán, no son más que el resultado de un proceso que no hemos sido capaces de detener, ocupados como estábamos en navegar por las redes sociales del vacío y pararnos ante todos los escaparates de luces rutilantes del neoliberalismo.
Este es un libro con el que, ya lo hemos dicho, se puede o no estar de acuerdo con aspectos concretos y sustantivos, pero que capta a la perfección la caótica senilidad de un modo de producción al borde del abismo, y de una sociedad (la española de las últimas décadas) en el filo de la descomposición, pero vibrando infértil al compás de un brillante mundo virtual.
Por otro lado, “El Caleidoscopio” no es sólo una acompasada tentativa teórica de explicación del presente y de su génesis. Es también un producto literario de alta calidad que recorre los senderos de la ironía, el esperpento y el sarcasmo. Cual un redivivo Balzac dispuesto a dibujarnos la locura y la miseria vital de los súbditos del régimen juancarlista, burbujeado y neoliberal, David Ripoll transita por el universo oscuro de los nuevos ricos y los jóvenes sobradamente preparados (que han acabado sobradamente desempleados en los últimos meses), por el espejismo social que ha llevado a éste Estado al desastre, mientras unos cuantos hacían enormes fortunas.
Textos furiosos y cáusticos. Tramas corrosivas y análisis teórico, planeando sobre la crisis más profunda del capitalismo desde el año 29. Una explicación polémica, pero seria y trabajada, del presente y sus vericuetos, y una narración espeluznada de los territorios yermos de las urbanizaciones postmodernas y de sus vacíos habitantes. El Caleidoscopio es todo eso y mucho más.
Esperamos que lo disfrutes.